El Sistema de Factura Electrónica

Los colombianos estamos muy orgullosos de los avances recientes en factura electrónica. Hemos dejado de ser una de las economías rezagadas a uno de los líderes de la región.

El concepto de factura electrónica está evolucionando a uno más amplio, que es el del sistema de factura electrónica. Conformado por los documentos electrónicos que hacen parte del libro de compra y ventas, que serán el corazón de las declaraciones de impuestos sugeridas tanto de IVA, impuesto nacional al consumo y renta.

El sistema de factura electrónica cuenta con la masificación de la factura electrónica, las notas débito y las notas crédito, recibiendo cerca de 5 millones de documentos electrónicos diarios de más de 600.000 empresas y personas naturales. La normatividad y la tecnología DIAN está lista para comenzar en breve con la nómina electrónica, el efactoring y el soporte para los no obligados a facturar. Adicionalmente se proyecta antes de la finalización del presente periodo presidencial, terminar con el documento de importación y todos los demás documentos equivalentes, así como los demás comprobantes fiscales necesarios del libro de compras y ventas.

El modelo colombiano del sistema de factura electrónica, es bien particular. Es la suma de las experiencias positivas y negativas de los países de la región, acompañado de los avances tecnológicos recientes, que nos ha permitido tener unos caminos más cortos, pero con un toque nacional:

  • Validación previa de cada operación. La DIAN valida directamente cada factura antes que el proveedor se la expida a su cliente.
  • No existe un intermediario entre el emisor y la DIAN, validación en tiempo real en menos de un segundo de cada documento electrónico.
  • Solución tecnológica alojada en la nube.
  • lFirma digital de los documentos, garantizada por tercero, que otorga autenticidad, integridad y no repudio de cada operación permitiendo seguridad en las transacciones comerciales y fomento del efactoring.
  • Estándar UBL 2.1.
  • Interoperabilidad a través del correo electrónico.
  • Información adicional para sectores especiales parametrizado con campos numero-valor.
  • Factura como soporte de costos, gastos e impuestos descontables.
  • La factura electrónica una vez es aceptada, se convierte en título valor, lo que le permite la circulación a través de la figura del endoso.
  • Analítica en tiempo real de alertas.

Es bastante el camino que viene por recorrer, y seguramente ajustes por realizar, sin embargo, el empuje del país en general, listando a los empresarios, gremios y al gobierno, nos mantienen en una dinámica imparable que nos está llevando al puerto de poder decir que el sistema de factura electrónica es la primera herramienta del país para combatir la evasión y el contrabando, y para los empresarios con la posibilidad de realizar profundas transformaciones tecnológicas.

Quisiera ampliar el concepto del Factoring electrónico en Colombia para este blog. Como mencioné la factura electrónica al convertirse en título valor, se permitirá la circulación de la misma en el territorio nacional, lo que será el primer paso del efactoring. El potencial en Colombia es inmenso, con sus Usd$ 8.500 millones de dólares en operaciones en papel en el 2019, frente a los Usd$ 37.000 de Chile. Ahora, esas operaciones de papel, además de la posibilidad de negociar con la factura electrónica la cantidad de 5 millones de facturas electrónicas, de las cuales el 60% son a crédito, nos pone como el gran jugador de la región.

Para lograrlo, el Ministerio de Comercio reglamentó lo necesario para la circulación de la factura electrónica como título valor, a través del decreto 1154 de 2020 y la DIAN reglamentó a través de la resolución 015 de 2021 el RADIAN, que es el Registro Administrado por la DIAN.

Están cimentadas bases sólidas para que la plataforma del sistema de factura electrónica, registre los eventos asociados a la circulación a través de la misma tecnología XML firmada digitalmente, tales como: el endoso, los pagos, los mandatos, los avales, las limitaciones, entre otros todos electrónicos, que tienen a la fecha más de 30 proveedores tecnológicos, fintech y entidades financieras probando el RADIAN, para darle inicio el segundo semestre del 2021 a tan importante iniciativa que tiene por objetivo final, financiar a las Pymes en los momentos en los que más la necesita.

Vienen retos importantes para el efactoring en Colombia, como son fortalecer el envío de eventos por parte de comprador como el acuse de recibo de la factura y de los bienes y aceptación, así como la madurez de los modelos de riesgo de pagadores, para que bancos y fondos irriguen recursos a las Pymes como todos esperamos suceda.

Agradecemos al CIAT, estos espacios para que entre países de la región intercambiemos experiencias. Sin duda, Colombia ha sido uno de los grandes beneficiados de escuchar de otras experiencias de la región, lo cual recomendamos como una práctica efectiva, y a lo cual estamos ahora dispuestos a compartir con ustedes de la misma manera.

 

 

Aclaración. Se informa a los lectores que los puntos de vista, pensamientos y opiniones expresados en el texto pertenecen únicamente al autor, y no necesariamente a su empleador ni a ninguna organización, comité u otro grupo al que el autor pertenezca, ni a la Secretaría Ejecutiva del CIAT. De igual manera, el autor es responsable por la precisión y veracidad de los datos y fuentes.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Suscripciones CIAT

Navega en el sitio sin restricciones. Consulta y descarga los contenidos.

Suscríbete a nuestros boletines electrónicos:

  • Blog
  • Oferta Académica
  • Informativo
  • Publicaciones
  • Alerta de Noticias

Activar suscripción

Miembros CIAT

Representantes, Corresponsales y Personas autorizadas (AT)