Transformación Digital, Comercio Informal y Trazabilidad Fiscal

Los avances tecnológicos están transformando la manera en que operan las administraciones tributarias de la región, ofreciendo numerosas oportunidades de mejora para la modernización y digitalización de sus servicios a los contribuyentes, el control del cumplimiento tributario, la gestión de riesgos y de desempeño, entre otros. Con ello, la tecnología está siendo un factor clave en la transformación digital de las administraciones tributarias, potenciando sus estrategias.

Así entonces, la transformación digital está cambiando de manera radical la operación interna de las administraciones tributarias al automatizar sus procesos operativos y al mismo tiempo modificar los servicios que ofrecen a los ciudadanos. Los avances tecnológicos permiten recibir y almacenar cada vez más información, de manera más oportuna, y aprovecharla de forma más completa, disminuyendo significativamente los costos de generar, transmitir, procesar y almacenar grandes volúmenes de información.

En particular, el control continuo de transacciones, facilitado por la tecnología de “nube”, permite a las administraciones tributarias recibir información de prácticamente todas las transacciones que ocurren en la economía, lo que, junto a la mayor capacidad de las herramientas de procesamiento, permite analizar mayores volúmenes de información, habilitando incluso la posibilidad de determinar los impuestos y el monto de las obligaciones tributarias de los ciudadanos a partir de la información transaccional recibida y almacenada.

Por su parte, la tecnología de cadena de bloques o “blockchain” está demostrando su efectividad en soluciones de monitorización y trazabilidad de procesos de producción, logística y registro de documentos o condiciones contractuales, y en el ámbito público – privado en soluciones de identidad digital, registro de propiedades y control de aduanas.

Algunas administraciones tributarias de la región, soportadas en sólidos desarrollos asociados a la facturación electrónica y la obtención y procesamiento de datos de terceros suministrados tanto por los contribuyentes como por otras administraciones tributarias, trabajan fuertemente en el rediseño de sus procesos misionales para desarrollarlos en evidencias e indicios soportados por datos, adoptando para el efecto herramientas de analítica avanzada e inteligencia artificial. En este marco precisamente se encuentra la iniciativa del Centro de Analítica Avanzada del CIAT y su primer resultado, el desarrollo del detector de anomalías en factura electrónica.

La transformación digital de las administraciones tributarias resulta clave entonces para alcanzar mayor eficiencia en la implementación de las normas tributarias y en el cumplimiento efectivo y voluntario por parte de los contribuyentes. Con ello, la prestación de servicios digitales al contribuyente no solo mejora la eficiencia de las operaciones en todas las etapas del ciclo tributario, sino que, potencialmente, dependiendo del sistema tributario y el nivel ya existente de cumplimiento voluntario, contribuirá a una mejoría de  los ingresos fiscales.

Con todo, la informalidad sigue siendo un fenómeno de difícil control. El comercio informal afecta la libre competencia, y genera condiciones desventajosas para los contribuyentes que realizan sus actividades cumpliendo con sus obligaciones tributarias. Los mismos actores en la economía informal enfrentan a su vez otras ineficiencias que restringen su crecimiento, incluyendo un mejor acceso a soluciones bancarizadas o al sistema de seguridad social, por citar dos ejemplos.

La pandemia por COVID 19 ha generado un incremento del comercio electrónico en la región, sumando como canal de ventas y distribución a las plataformas electrónicas y redes sociales, lo que representa un nuevo desafío para las administraciones tributarias de América Latina, ya que varios de estos desarrollos operan en un entorno de informalidad, con transacciones negociadas en sistemas de mensajería instantánea y mecanismos de pago de transferencias directas entre personas naturales, generalmente de bajo valor, a través de sistemas de pago electrónico o mediante el uso de efectivo al momento de entrega de bienes o prestación de servicios ejecutados de manera presencial.

La problemática del comercio informal es amplia, y para enfrentarla se requiere diseñar e implementar un enfoque integral que considere acciones preventivas, estructurales y correctivas por parte de los organismos reguladores incumbentes.

Algunos productos sujetos a impuestos específicos, tales como cigarrillos – de los tradicionales y de los electrónicos – y bebidas alcohólicas, se comercializan de manera ilícita dentro de la economía informal, sacando ventaja del contrabando de productos importados u otros mecanismos de fraude como la simulación de exportaciones. Estas operaciones, además de representar millonarias pérdidas en impuestos para los países de la región, provocan potencialmente enormes daños a la salud de su población.

En el ámbito de las acciones preventivas, organismos internacionales como la Organización Mundial de la Salud (OMS), Naciones Unidas (ONU) y el Banco Mundial (BM) recomiendan implementar sistemas tecnológicos para apoyar el control de los impuestos específicos a dichos productos y al IVA, a través de la trazabilidad fiscal de productos, lo que se puede potenciar aún más con la utilización de información de las facturas electrónicas y documentos electrónicos de transporte de mercancías, que ha sido ampliamente implementada en los países de la región, incrementando con ello la eficiencia de dichas herramientas y de las administraciones tributarias en su importante y constante esfuerzo por reducir el comercio ilícito, el contrabando y la evasión fiscal.

Así entonces, la transformación digital de las administraciones tributarias les brinda entre otras la gran oportunidad de enfrentar el comercio informal con tecnologías de trazabilidad fiscal, facilitando enormemente la implementación de sistemas tecnológicos para apoyar el control de los impuestos de productos como cigarrillos y bebidas alcohólicas que, como ya se dijo, representan millonarias pérdidas en impuestos y provocan daños a la salud de la población. Todo ello, integrado además con la facturación electrónica, hace inmejorable el momento para reducir el comercio ilícito, el contrabando y la evasión fiscal.

La experiencia de trazabilidad fiscal en América Latina y el Caribe es variada. Existen distintos modelos, soluciones e iniciativas de implementación de la misma; algunas incipientes otras más consolidadas.

Los resultados disponibles para algunas de dichas experiencias demuestran que es posible alcanzar mayores niveles de eficiencia y efectividad en el control de la comercialización ilícita de productos de mayor impacto recaudatorio, aumentando el control y disminuyendo la evasión, por la vía de estandarizar los modelos, aplicar tecnologías de vanguardia y aprovechar las mejores prácticas.

Desde el nuevo Centro de Innovación Tecnológica y Analítica Avanzada del CIAT, nos hemos propuesto conformar un grupo de trabajo con la participación de países interesados, para iniciar la elaboración de un modelo estándar de trazabilidad fiscal y análisis de información para las administraciones tributarias de los países miembros que, no solo considere las necesidades y problemática de nuestros países sino también la experiencia ganada en otros ámbitos como el ya mencionado detector de anomalías con inteligencia artificial, que puede o no, beneficiarse además de la implementación de una base de datos distribuida soportada en tecnología blockchain para registrar transacciones, movimientos y otros hechos relevantes.

Este post, que de alguna manera materializa una conversación entre nosotros, (Fernando y Raul) que ya tiene un par de años, es una invitación abierta a las administraciones de los países miembros, y a terceros, que puedan interesarse en explorar el desarrollo de esta iniciativa conjunta en los próximos meses. Las condiciones serán las del Centro, los modelos serán púbicos, y los algoritmos y su estructura, serán de código abierto, construidas también sobre y solo sobre ese tipo de herramientas. ¿Qué tal?

Saludos y suerte.

1,923 total views, 41 views today

Aclaración. Se informa a los lectores que los puntos de vista, pensamientos y opiniones expresados en el texto pertenecen únicamente al autor, y no necesariamente a su empleador ni a ninguna organización, comité u otro grupo al que el autor pertenezca, ni a la Secretaría Ejecutiva del CIAT. De igual manera, el autor es responsable por la precisión y veracidad de los datos y fuentes.

2 comentarios

  1. Eduardo Cuello Respuesta

    El incremento de la presión tributaria general (Nación, Provincias y Municipios) + el aumento de los costos de transacción (uso de los mecanismos bancarios de pago) + la pérdida de valor del dinero local para ser usado como medio de ahorro derivan inexorablemente en el aumento del comercio informal. Se prefiere (y se premia) el pago en efectivo en mano por fuera del sistema y se estimula el ingreso ilegal de productos comercialmente competitivos. El abordaje del problema debe ser integral y atender también a sus raíces.

  2. Ciro Fleitas Respuesta

    Me podrían proporcionar el contacto para participar en el grupo de trabajo de la elaboración de un modelo estándar de trazabilidad fiscal y análisis de información, y luego, yo comunicaré de esta iniciativa a mis superiores.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Suscripciones CIAT

Navega en el sitio sin restricciones. Consulta y descarga los contenidos.

Suscríbete a nuestros boletines electrónicos:

  • Blog
  • Oferta Académica
  • Informativo
  • Publicaciones
  • Alerta de Noticias

Activar suscripción

Miembros CIAT

Representantes, Corresponsales y Personas autorizadas (AT)