La Gestión de Riesgos de Cumplimiento (GRC). ¿Moda o Necesidad para Las Administraciones Tributarias?

Planteamiento

Actualmente, en casi todas las administraciones tributarias (AATT) de los países de la OCDE y de América Latina se habla de la necesidad de aplicar el análisis de riesgo o de forma más integral, la Gestión por Riesgos de Cumplimiento (GRC).

En los últimos años ha habido distintas tendencias o modas para fortalecer las AATT:  la reingeniería de procesos, las técnicas de calidad total, dotar de autonomía de la AT, conseguir certificaciones ISO y la normalización de procesos, el Datawarehouse, implantar un modelo organizativo que se poyara en los procesos y no en las funciones, etc.

En este post vamos a tratar analizar si la GRC es una moda temporal como otras que ha habido a lo largo de los últimos 25/30 años, o es realmente un instrumento adecuado para dirigir el funcionamiento de las AATT.

Anticipamos que, en nuestra opinión, la GRC es una solución razonable para afrontar de manera global e integrada los problemas y las necesidades de las AATT.

La GRC

La función de las AATT es asegurar la correcta aplicación de las leyes tributarias aprobadas por el Parlamento y ello resulta difícil debido a que las normas a aplicar son complejas y cambiantes, con bases amplias, con muchos regímenes especiales y beneficios fiscales,  economías abiertas, con sistemas financieros muy complejos y con un gran peso de las empresas transnacionales y de la economía digital.

Al mismo tiempo, las AATT se enfrentan en los últimos años a un fuerte incremento de la carga de trabajo (número de contribuyentes y declaraciones a controlar, volumen de carga y tráfico aduanero y nuevas tareas asignadas) y a fuertes demandas de calidad (tiempos de despacho, plazo devoluciones y recursos, atención a los ciudadanos, etc.) que coinciden con un número muy reducido de funcionarios y frecuentemente, con cierto envejecimiento de la plantilla.

Por ello, las AATT han ido tomando decisiones para adaptarse a una situación compleja por la gran carga de trabajo y la escasez de recursos disponibles.

Entre estas decisiones se pueden destacar la apuesta por la informatización y por construir un sistema de información amplio, la generalización de las retenciones y autoliquidaciones, la estratificación de contribuyentes (Unidades de Grandes Contribuyentes), la reforma de los regímenes simplificados, la extensión de la fiscalización aduanera a posteriori, la potenciación de las acciones de control preventivas, los avances en la colaboración social (Operador Económico Autorizado o acciones de Cumplimiento Cooperativo), mayor colaboración internacional y aumento de los intercambios de información, etc.

De forma general, las AATT definieron una nueva estrategia que pasa por elevar los niveles de cumplimiento voluntario por parte de los contribuyentes lo que exige apostar por dos líneas principales de actuación: dar las máximas facilidades a los que quieren cumplir y luchar de forma decidida y rigurosa contra el fraude y los incumplimientos tributarios.

Estas dos líneas de actuación son complementarias y deben aplicarse equilibradamente para que los contribuyentes cumplan cada vez mejor con sus obligaciones tributarias de forma “voluntaria”. El gran objetivo de la AT moderna no es descubrir mucho fraude fiscal, sino que cada vez haya menos fraude fiscal.

En esta línea de evolución, surge la aplicación de la GRC en las AATT. Entendemos que la GRC es un proceso para que las AATT puedan elegir la herramienta más adecuada para estimular el cumplimiento “voluntario” y prevenir los incumplimientos, teniendo en cuenta el comportamiento de los contribuyentes y sus causas y la capacidad de la AT para actuar.

La GRC exige información de calidad y análisis riguroso para decidir en cada caso cómo debe actuar la AT. Obviamente, no es algo nuevo si bien en los últimos años se está formalizando y concretando en planes integrales de las AATT.

Nos interesa remarcar que la GRC no se refiere sólo a la selección de contribuyentes a fiscalizar sino que es una herramienta para organizar y dirigir toda la actuación de la AT. Su principal utilidad es que ayuda a las AATT a tomar decisiones de manera racional y a decidir qué hacer y qué dejar de hacer para lograr la mayor eficacia en los resultados y una asignación eficiente de los recursos disponibles.

La GRC es, en resumen, una metodología para la toma ordenada de decisiones soportada en la información y con énfasis en las acciones preventivas.

En la GRC «riesgo» es cualquier hecho o circunstancia que pueda dificultar que la organización alcance su objetivo estratégico, es decir el cumplimiento voluntario. Los riesgos pueden ser externos (operativos) derivados del comportamiento de los contribuyentes o internos (corporativos) y han de valorarse en función de la probabilidad de que ocurran y de su impacto.

El análisis de los riesgos corporativos exige evaluar el funcionamiento, las fortalezas y las debilidades de todos los aspectos que condicionan el funcionamiento de la AT.

  • Si el marco normativo facilita la aplicación del sistema y el funcionamiento de la AT: cómo es el régimen sancionador, la facilidad para el acceso a la información, la cobertura del uso nuevas tecnologías;

  • La política y gestión de personal analizando si la dotación es suficiente en cantidad y cualificación, si hay asignación coherente con los objetivos estratégicos, si el nivel retributivo es razonable, etc.;

  • Suficiencia y asignación adecuada de los recursos presupuestarios;

  • Plan de continuidad del negocio y del sistema informático ante posibles desastres o ataques de terceros (la actual crisis del coronavirus es un buen ejemplo);

  • Capacidad para establecer objetivos, metas e incentivos que favorezcan el funcionamiento eficaz de la AT y que sean consistentes con los riesgos identificados;

  • Calidad y amplitud del sistema de información y del apoyo tecnológico;

  • En cuanto a los aspectos organizativos hay que asegurarse de que la AT trabaje con una visión integrada de todo el proceso de aplicación del sistema tributario, y de que exista una separación clara de las funciones directivas y operativas, asegurar la adecuada relación entre Tributos Internos, Aduanas y Seguridad Social, etc.

Los riesgos operativos se suelen resumir en las tradicionales brechas de cumplimiento: inscripción, declaración, veracidad y pago de los tributos.

Implica por tanto, evaluar la calidad del Registro Unico Tributario para que estén todos los contribuyentes que deben estar y solo ellos; a continuación que todos los obligados declaren en tiempo y forma, que el contenido de las declaraciones se ajuste a la realidad de la actividad realizada (sin duda el riesgo más potente y más difícil de controlar) y que finalmente los contribuyentes ingresen las cantidades debidas.

Es evidente que para cada tipo de contribuyentes el impacto de los riesgos  y su probabilidad es diferente; por ejemplo, no será lo mismo para las grandes empresas que para un vendedor ambulante.

Ya hemos dicho que la GRC exige información de calidad y análisis riguroso para decidir en cada caso cómo debe actuar la AT por lo que es clave la calidad del Sistema de Información (SI).

Si bien la capacidad para captar y almacenar datos por las AATT ha aumentado exponencialmente en los últimos años, su capacidad de análisis y explotación efectiva no ha crecido en la misma proporción. Hay que hacer un esfuerzo para mejorar el análisis de la información disponible lo que puede exigir incorporar a la AT ingenieros y “científicos de datos” que junto a expertos del negocio aseguren una explotación adecuada de la información.

En las AATT continuamente se dice que la información es esencial y su principal activo. Sin embargo, no basta con decirlo, hay que trabajar los datos para garantizar su calidad, convertirlos en información y explotarla adecuadamente. Gestionar los datos es una tarea ingrata que solo rinde frutos a medio plazo pero que es imprescindible para avanzar evitando copiar lo más “moderno” sin bases sólidas. Sin embargo, en muchos casos las AATT no dedican la debida atención a la calidad de la información y a los datos básicos.

Para aplicar la GRC hay distintos modelos teóricos que resultan muy similares en su definición, tales como el de la OCDE, el de Kyoto revisado, ISO 31000 o el de la Unión Europea, cuyo gráfico presentamos a continuación:

Fuente: Compliance Risk Management Guide for Tax Administrations. European Comission.

Dentro del Modelo de la UE de Gestión por Riesgos, el primer paso es el  análisis del contexto, es decir el entorno en el cual actúa la AT y el conjunto de hechos y circunstancias que la rodean; en segundo lugar, hay que definir el objetivo central que para las AATT es recaudar la cantidad correcta de impuestos, con las menores molestias para los ciudadanos y los menores costos para la Administración y a continuación, definir la estrategia para lograr esos objetivos.  Ya dijimos que para la gran mayoría de países es favorecer un mayor nivel de cumplimiento “voluntario”.

Después comienza la secuencia tradicional del análisis de riesgo: identificar riesgos, analizarlos, priorizarlos, decidir su tratamiento y luego la evaluación y aprendizaje permanente, retroalimentando todo el proceso.

En lo que respecta a la identificación de los riesgos, como ya se ha señalado, dentro de los riesgos operativos se encuentran los de registro, declaración, que el contenido de las declaraciones se ajuste a la realidad de la actividad realizada y el pago efectivo de los tributos debidos.

En cuanto a los riesgos en el Registro podemos mencionar sujetos registrados que ya han cesado en su actividad, los falsos inscritos que pueden ser utilizados como pantallas en tramas de fraude, las actividades no inscritas (economía informal), información incorrecta o desactualizada con impacto para analizar riesgos.

En cuanto a los riesgos en la Declaración los mismos están muy condicionados por la calidad del RUC. En principio, parece sencillo detectar los omisos  mediante cruces, pero resulta difícil de resolver si el número es muy alto. La autocorrección y los sistemas indirectos de cierre pueden suponer un avance significativo para poder gestionar un gran número de omisos.

El tercer riesgo a evaluar es el de la veracidad de las declaraciones, que es el más complejo de analizar y afecta a todo tipo de contribuyentes. Los errores básicos se pueden resolver con validaciones previas y controles masivos, pero hay casos muy complejos: subdeclaración de ingresos, sobredeclaración de gastos, inadecuada calificación de operaciones y contratos, incorrecta declaración del origen, el valor o la clasificación de las mercancías, etc. que exige un riguroso análisis de riesgo para detectar los casos más graves.

Es necesario combinar el control masivo y las fiscalizaciones en profundidad que requieren personal muy cualificado y actuaciones individuales con los contribuyentes.

El cuarto riesgo es el ingreso efectivo de los tributos. El proceso tributario se demora mucho por los recursos ante distintas instancias y la AT no siempre es competente para realizar el cobro. Es esencial actuar inmediatamente y sin embargo, en el cargo pendiente se suelen acumular deudas muy antiguas y sin depurar y la información suele ser escasa lo que dificulta enormemente tomar buenas decisiones.

Una vez identificados los riesgos hay que analizarlos lo que implica ver la frecuencia, la probabilidad y consecuencias de cada uno de ellos e identificar sus causas (complejidad de las normas, insuficiente control, sanciones inadecuadas, etc.).

El paso siguiente es priorizar los riesgos. Las AATT identifican habitualmente un gran número de riesgos que superan su capacidad de actuación. Priorizar los riesgos implica decidir qué actuaciones desarrollar (y cuáles no) teniendo en cuenta el impacto previsible en el cumplimiento voluntario y considerando los recursos disponibles. Es clave la búsqueda permanente de efecto inducido para mejorar el cumplimiento voluntario.

A continuación, hay que decidir el tratamiento a los distintos riesgos y aplicar el más adecuado en cada momento. Para ello se deben usar todas las herramientas que dispone la AT, esto es asistencia e información, control masivo, fiscalizaciones, reuniones con sectores, facilidades de pago, denuncias por delito fiscal, declaraciones juradas prellenadas, educación tributaria  y cualquier otra que se considere conveniente.

La esencia de la gestión de riesgos es asignar adecuadamente los recursos y utilizar todas las opciones para reforzar el cumplimiento voluntario tanto las correctoras como las preventivas.

La última etapa del Modelo de la UE de Gestión por riesgos es la evaluación y el aprendizaje. La GRC es un proceso continuo y la evaluación ha de ser permanente para mejorar la toma de decisiones y mejorar el impacto real de la actividad de la AT sobre el cumplimiento tributario.

Finalmente, queremos destacar lo que son ya lecciones aprendidas en la aplicación de la GRC:

  • La GRC no debe ser algo aislado sino parte del proceso normal de trabajo de la AT.

  • La GRC ha de usar de “todas las herramientas” a disposición de la AT (no sólo las acciones de control).

  • La organización tiene que trabajar de manera coordinada y acabar con los compartimentos estancos; es imprescindible trabajar en equipo.

  • Debe existir una comunicación adecuada a los diferentes niveles de funcionarios, alineación de equipos y el compromiso de las más altas instancias de la AT.

  • Tratar de hacerlo simple y ajustado a las características y necesidades de cada caso, evitando sofisticaciones excesivas y estructuras pesadas. No hay una vía única para implantar la GRC; cada país debe decidir cuál es la más apropiada.

  • Las Herramientas TIC son importantes pero el verdadero valor añadido proviene de los analistas y la experiencia de la organización.

  • La GRC ayuda a pasar de un enfoque en las actividades a otro centrado en los resultados y con énfasis en las acciones preventivas.

Conclusión

En nuestra opinión, la GRC es una solución razonable para afrontar de manera global los problemas y necesidades de las AATT y no es una simple moda sino una técnica que puede ser muy útil para la toma ordenada de decisiones soportadas en la información y centradas en las acciones preventivas para mejorar los niveles de cumplimiento “voluntario” por parte de los contribuyentes.

Pero, como ya hemos dicho otras veces, no queremos que esta aportación al blog sea un monólogo; les agradeceríamos opiniones, críticas o sugerencias.

Creemos que los temas relacionados con la AT son siempre opinables y discutibles. Empecemos a opinar y a discutir para entre todos, mejorar.

1,947 total views, 28 views today

29 comentarios

  1. Pablo Respuesta

    Felicitaciones a ambos por este extraordinario aporte!!!

    La GRC es imprescindible para que las AATT logren su relevante cometido y como bien dicen Uds. con la misión de encontrar cada vez menos fraude y evasión.

    La evasión en Latam es alta, priva a los estados de recursos y la aprovechan los que mas tienen, aumentando la concentración del ingreso.

    Abrazo

  2. Alfredo Collosa Respuesta

    Muchas gracias Pablo¡¡ comparto tu comentario. Abrazo

  3. Fernando Díaz Yubero Respuesta

    Muchas gracias, Pablo, por tu comentario.
    Coincido contigo en que un problema grave de muchos países de América Latina, es el alto nivel de evasión que impide que los Estados puedan suministrar los bienes y servicios públicos que favorecen el desarrollo económico y social (salud, educación, justicia, seguridad física y legal, infraestructuras, etc.).
    En este sentido, el papel de las AATT es clave para reducir los niveles de evasión y la GRC es una herramienta de gran utilidad para mejorar su funcionamiento.
    Un abrazo.

  4. Darío González Respuesta

    En línea con los aspectos esenciales que destaca el post para mejorar la gestión de las AATT de AL, he observado en las planificaciones que muchas veces no se ha tenido en cuenta el real comportamiento de los contribuyentes y a su vez, se ha sobre estimado la capacidad de la AT y los objetivos a lograr.

    1. Alfredo Collosa Respuesta

      Eatimado Dario muchas gracias por tu comentario y es cierto lo que dices en algunos casos ocurre y con frecuencia. Un abrazo

  5. Benjamín Achával Respuesta

    Les agradezco su publicación y los conceptos compartidos, es un tema que me interesa conocer y estudiar en profundidad, y vuestro artículo me parece una excelente síntesis del enorme universo que representa la GRC.
    En lo personal entiendo a la GRC como un cambio cultural, integral, en el que debería considerarse ‘el negocio’ en todos sus aspectos, conciliando los intereses propios de las AATT y de los contribuyentes. Y como cualquier cambio, es muy importante reconocer esa necesidad y estar convencido del camino a recorrer para iniciarlo de una manera ordenada y continua, destinando los recursos necesarios. El trabajo en equipos multidisciplinarios y la comunicación completa parecen fundamentales para lograr resultados que quizá no sean a tan corto plazo, pero sí, sustentables.
    Gracias, saludos cordiales.

    1. Alfredo Collosa Respuesta

      Muchas gracias Benjamin por tus comentarios, como dices el tema de GRC es complejo y muy amplio en el artículo hemos sintetizado algunos aspectos del mismo, dadas las limitaciones del blog en cuanto a cantidad de palabras. Comparto que la GRC es un cambio cultural integral, pero entiendo no es una moda sino una necesidad de un esquema que ha rendido muy buenos frutos no solo en la parte publica sino tambien en la privada. Un cordial saludo

    2. Fernando Díaz Yubero Respuesta

      Muchas gracias, Benjamin, por tu comentario y por tu aportación al debate.
      Me parece muy bueno tu concepto de la GRC: » un cambio cultural, integral, en el que debería considerarse ‘el negocio’ en todos sus aspectos, conciliando los intereses propios de las AATT y de los contribuyentes». Coincido plenamente y es un resumen excelente de la gestión por riesgos.
      Un cordial saludo.

  6. ROSA CHU LIN Respuesta

    Excelente tema la GRC debe ser una Cultura Organizacional aplicable al sector público en todos los aspectos, incluyendo el tributario. Conjuntamente con la inteligencia artificial, serán la solución contra la corrupción, falta de transparencia, evasión por desconocimiento, estandarización y sobre todo sensibilización de las personas (funcionarios públicos, autoridades y contribuyentes). La esperanza es lo último que se pierde, al menos veo comenzar a hablar sobre el tema. Exitos y Gracias por compartir.

    1. Fernando Díaz Yubero Respuesta

      Muchas gracias, Rosa, por tu comentario y por tu optimismo. En estos momentos se agradece mucho esa visión tan positiva.
      Creo, como tu, que la GRC es una buena herramienta y una buena forma de dirigir una organización compleja como son las AATT.
      Saludos.

    2. Alfredo Collosa Respuesta

      Muchas gracias Rosa por tus comentarios, la digitalizacion de las Administraciones Tributarias y del Gobierno en general es un proceso imparable que sin dudas tiene muchos resultados favorables entre ellos la mayor transparencia para luchar contra la corrucpion. De hecho un informe reciente del FMI destaca que los paises menos corruptos pueden recaudar hasta un 4% mas del PIB.
      Hoy estamos asistiendo a un proceso «obligado de digitalizacion» por la pandemia del covid 19, pues si le queremos ver algo positivo a esta tragedia que estamos transitando este es un punto para mi muy positivo obligando a que tanto sector publico como privado se digitalicen rapidamente para continuar prestando servicios o vendiendo bienes.
      Un cordial saludo

  7. Fernando Díaz Yubero Respuesta

    Dario, gracias por tu comentario.
    Efectivamente, coincido contigo en que una mala planificación tanto en el sentido de pedir metas inalcanzables como, aún peor, fijar objetivos, metas e indicadores que no ayudan realmente a cumplir con la misión de la AT, puede perjudicar seriamente los resultados de las AATT.
    La planificación es una herramienta muy valiosa pero debe utilizarse de forma adecuada, con la flexibilidad debida y enfocarse en la obtención de resultados que ayuden a cumplir con la misión real de la AT, es decir, la correcta aplicación de las leyes tributarias. Si por el contrario se enfoca a incrementar año a año el número de ciertas actividades sin analizar la capacidad disponible y su impacto real, puede ser un obstáculo en lugar de una herramienta adecuada de dirección de las organizaciones.
    Un abrazo y gracias por participar en el debate.

  8. Juan Antonio Garde Roca Respuesta

    Existen experiencias de gran interés actualmente en muchas Administraciones Tributaras. El análisis que se efectúa me parece valioso desde una perspectiva de referencia adaptada a la actividad tributaria.Quizás hecho de menos referencias más específicas a los valores y los fundamentos éticos en la vertiente de los riesgos existentes que es cierto que no atañen sólo al control sino a la dirección y planificación estratégica como bien conoce Fernando. En ese ámbito faltaría una referencia al modelo COSO como inspirador de la moderna gestión de riesgos y específicamente en COSO (4) a los riesgos más estratégicos e institucionales, también denominados críticos por la OCDE. En conjunto es un proceso para el logro de mejores resultados en la Administraciones Tributarias.Conozco experiencias corporativas en Chile, Canadá y España, entre otros países del CIAT, de gran interés.Saludos cordiales.

    1. Fernando Díaz Yubero Respuesta

      Muchas gracias, JuanAntonio, por tu comentario y por animarte a participar en el debate en el que todos podemos aprender.
      Sin duda faltan muchos temas por tratar en este pequeño artículo, pero el espacio en el blog es necesariamente limitado y Alfredo y yo tuvimos que recortar varias veces nuestro post. Aún así, Raúl Zambrano tuvo que permitirnos que nos saltaramos el límite máximo recomendado; pero, como señalas, es evidente que quedan muchos temas por tratar.
      Sería muy interesante que prepararas un post describiendo, sobre todo, las experiencias prácticas de diversos países del CIAT pues además de los que citas hay otros como Ecuador, Perú o México que también han reportado avances muy interesantes. Sería un excelente complemento a la visión teórica que supone este post.
      Saludos cordiales.

  9. Miguel A sottile Respuesta

    Coincido en esta nueva forma de Gestionar una AT, y el cambio de paradigma en las Organizaciones Estatales de Recaudación Tributaria, aporto simplemente para ayudar a construir una hoja de ruta que colabore en la complementación de la GRC, un primer aspecto es las AT se deben apoyar y recibir colaboración de instituciones/empresas privadas tanto para la adquisición de tecnología como para la formación y gestión de sus recursos humanos, y segundo iniciar un proceso de construcción de una Matriz de Riesgo Fiscal de la totalidad de la base de sujetos pasivos incorporados en la AT y sumar información externa que agregue la base potencial a incorporar base imponible potencial. Esto último se divide en dos tareas fundamentales una matriz de riesgo fiscal con información propia de la historia de los contribuyentes y otra una matriz de base tributaria potencial que involucra información externa y que indicaría los niveles de crecimiento que puede tener una AT con acciones externa de control a la Omisión o Fraude. Esta construcción ordenaría la utilización de los recursos y generaría una agenda de toma de decisiones según los recursos disponibles.

    1. Alfredo Collosa Respuesta

      muchas gracias Miguel por tu valioso comentario. Coincido con Fernando respecto al otro debate hasta que punto es posible tercerizar funciones. De hecho se suele afirmar que el nucleo basico de una AT este es funciones de recaudacion, fiscalizacion y cobranza no deberian tercerizarce, De todos modos entiendo es todo muy discutible, soy partidario de potenciar nuestros activos recursos humanos y materiales siempre considerando las buenas practicas tanto en el sector publico como privado. Siempre afirmo que las AATT han seguido muchas practicas iniciadas en las Entidades Financieras. Un fuerte abrazo y gracias por tu comentario.

  10. Fernando Díaz Yubero Respuesta

    Muchas gracias, Miguel, por tu comentario.
    Coincido contigo en las ventajas de la construcción de la matriz de riesgo; por supuesto. Ya hay mucho países de AL con matrices definidas y en explotación y otros que tienen trabajos muy avanzados.
    Señalas la conveniencia de que las AATT se apoyen para avanzar juntas y compartir buenas prácticas para implementar la GRC. En este aspecto estoy totalmente de acuerdo y creo que la realización de seminarios, pasantías y encuentros entre personal de las distintas AATT es siempre muy valioso.
    Planteas otro punto, que podría ser objeto de debate.¿Es necesario recibir colaboración de instituciones/empresas privadas? Me gustaría conocer otras opiniones y yo os adelanto que no soy totalmente contrario a la colaboración y el apoyo de empresas privadas con la AT pero de forma controlada y limitada a ámbitos concretos en lo que las AATT tenemos carencias pero no tanto con carácter general pues corremos el riesgo de acabar siendo reos de la asistencia técnica de empresas privadas.
    El debate que planteo no es por tanto de GRC sino más bien del posible alcance de la tercerización de determinados ámbitos y tareas de las AATT. ¿Hasta dónde puede llegar?
    Muchas gracias, Miguel por tu interesantisimo comentario.
    Saludos.

  11. Diana Ricaurte Respuesta

    Alfredo y Fernando, gracias por su constante y valioso aporte al compartir y difundir conocimiento.

    Considero que uno de los valores agregados y diferenciadores de aplicar o no la GRC es la gran cantidad de información que empieza a visibilizarse en la Administración tributaria para conocer realmente a sus contribuyentes. Con la disposición de dicha información y uniendo la GRC con técnicas de smart data y de economía del comportamiento, los riesgos se convierten en oportunidades también, -no sólo oportunidades de mejora- sino también de adaptación a los cambios que día a día traen la tecnología y nuevas formas de comercio e intercambio social y financiero.

    De hecho, creo que durante un cambio tan fuerte como el que se está afrontando en este momento en la humanidad por cuenta del covid-19, las administraciones tributarias que más avance tenían en la gestión de conocimiento de sus segmentos de contribuyentes, a través de la GRC, son las que seguramente pudieron actuar más rápido y eficientemente ante los riesgos de desfinanciamiento de sus presupuestos, de crecimiento de la cartera y además, tienen el camino preparado para poder definir de manera segmentada, los beneficios que podrían otorgarse. Cuando este conocimiento del contribuyente y de su comportamiento no existe, las medidas tienen que ser generales y por tanto, siempre van a afectar o a beneficiar, más a unos que a otros y en la post epidemia se verán los efectos.

    Así es que totalmente de acuerdo con ustedes, la GRC es una solución razonable para afrontar de manera global los problemas y necesidades de las AATT y no es una simple moda, ya que como herramienta de planeación estratégica es esencial para «monitoerar el barco y su rumbo».

    1. Fernando Díaz Yubero Respuesta

      Muchas gracias, Diana, por tu comentario. Sin duda, una de las ventajas de colaborar con este blog es que te da la oportunidad de reeencontrar a viejos amigos.
      Creo que señalas dos aspectos fundamentales y que resumen perfectamente qué puede aportar la GRC a las AATT: a) «adaptación a los cambios», es decir agilidad en la toma de decisiones ordenadas y apoyadas en información rigurosa para responder a los cambios permanentes y vertiginosos a los que nos enfrentamos, y
      b) la GRC como » herramienta de planeación estratégica es esencial para «monitoerar el barco y su rumbo»». La GRC no nos soluciona los problemas que supone la aplicación de sistemas tributarios masivos y complejos pero nos sitúa en mejores condiciones para hacerlo.
      Un cordial saludo y muchas gracias, Diana.

  12. Alfredo Collosa Respuesta

    Muchas gracias querida Diana, como dices la informacion es clave y las TICs aun mas.
    Pero es muy importante que las AATT trabajen mucho en la calidad de los datos. El futuro estara dominado por algoritmos de la inteligencia artificial y nuevas tecnologias pero para que las mismas puedan hacer eficientemente su labor es clave que los datos sean de calidad. Lo mismo en la GRC si los datos no son de calidad las conclusiones a las que se llegue seguramente no seran las adecuadas. Asi por ejemplo si tenemos un dato que no sea de calidad podriamos llegar a generar fiscalizaciones a determinado segmento de contribuyentes que no son los que estan incumpliendo sus obligaciones tributarias. Creo que información hay mucha pero el tema es trabajar en su calidad. Un fuerte abrazo.

  13. Alan Peñaranda Respuesta

    Muchas gracias Fernando y Alfredo por el documento que toca de excelente manera lo que los países vienen trabajando, como saben del 22 al 24 de Enero en Lima, la SUNAT conjuntamente con el FMI realizó un foro sobre la Gestión de Riesgos de Cumplimiento de la Teoría a la Práctica: Avances y Experiencia, donde tuvimos el privilegio de tener a Fernando como expositor y moderador de tan importante tema donde nos visitaron varios países de América Latina donde cada quien abordo como vienen tratando la gestión de riesgos en sus administraciones tributarias y pude notar que efectivamente todos están trabajando por ese camino uno llevando la delantera otros empezando y tratando de no cometer los errores de los primeros. Coincido con ustedes que su principal utilidad es que ayuda a las AATT a tomar decisiones de manera racional y a decidir qué hacer y qué dejar de hacer para lograr la mayor eficacia en los resultados y una asignación eficiente de los recursos disponibles; sin embargo yo diría que la gestión de riesgos va más aya que el cierre de las tradicionales brechas de cumplimiento: inscripción, declaración, veracidad y pago de los tributos. (añadiría la de documentación de operaciones), porque lo que hace es identificar riesgos para instrumentalizar tratamientos los cuales puede corregirse con acciones de servicios y de orientación, mejorar los procesos de obtención de información o gestión o limpieza de datos, acciones operativas en terreno, acciones como fiscalización electrónica o medidas estructurales que permiten la mejora el cierre de brechas de incumplimiento a través de modificaciones normativas en la legislación principalmente.
    Un abrazo a ambos.
    Alan

    1. Alfredo Collosa Respuesta

      muchas gracias estimado Alan por tus comentarios, como dice Fernando los amigos son muy generosos a veces. Simplmente hemos tratado de abrir el tema a debate. La GRC es un tema nada simple que requiere permanentemente ir viendo las mejores prácticas. Estamos convencidos que es importante que las AATT apuesten por ello, ya que los beneficios como los resaltamos son importantes. Un abrazo

  14. Fernando Díaz Yubero Respuesta

    Muchas gracias, Alan, por tus comentarios elogiosos; los amigos sois muy generosos conmigo.
    Coincido con tu opinión acerca de la GRC y sus posibilidades como instrumento para mejorar el funcionamiento de las AATT. En este sentido el compartir problemas, soluciones, errores, ideas e iniciativas entre los distintos países es una vía excelente para mejorar. El seminario de enero pasado en Lima lo puso de manifiesto.
    Juntos avanzamos mejor.
    Un cordial saludo, Alan.

  15. Miguel A sottile Respuesta

    Aclaro para un próximo debate de ideas y cambios de paradigmas , cuando me refiero a la incorporar instituciones/o empresas privadas a la AATT, es únicamente en carácter de colaboración, no de tercerización de ningún tipo de servicio, es incorporar recursos técnicos y humanos como herramienta de utilización de las AATT. De nuevo coincido en el debate e intercambio de ideas y experiencias, esto nos fortalece.-

    1. Fernando Díaz Yubero Respuesta

      Muchas gracias Miguel, por seguir participando en el debate.
      Estoy de acuerdo con tu posición respecto a la ayuda de terceros que puedan apoyarnos de determinadas áreas pero sin ceder en ningún caso la dirección y el control de ninguna tarea esencial para las AATT.
      Este es un debate muy interesante y en ocasiones ha habido posturas muy arriesgadas que llegaban a proponer la privatización de las tareas de control mediante su cesión a grandes despachos de auditoria y asesoría fiscal. En mi opinión, no debe cederse a terceros ninguna actividad que exija el uso de la información tributaria de la que dispone la AT y que tiene el deber de custodiar.
      Saludos cordiales.

    2. Alfredo Collosa Respuesta

      muchas gracias Miguel por tu aclaración. Un abrazo

  16. Orlando Castellón T. Respuesta

    Definitivamente queda demostrado que no es una moda.
    Más allá de la técnica, la estructura, la organización, u otros elementos inherentes a la administración tributaria, la gestión de riesgos de cumplimiento es esencial para cerrar las brechas en las AATT.

    1. Fernando Díaz Yubero Respuesta

      Gracias, Orlando por tu opinión.
      Veo que estás de acuerdo con la gran potencialidad de la GRC para ir cerrando o reduciendo las brechas en la aplicación del sistema tributario.
      Si mayoritariamente estamos de acuerdo en la conveniencia de aplicar la GRC podríamos hablar en otro momento, acerca de la implantación y aplicación efectiva de la GRC. Hay varios países de Al con avances muy importantes y sería muy interesante compartir las experiencias tanto positivas como negativas.
      Saludos cordiales, Orlando.

    2. Alfredo Collosa Respuesta

      Estimado Orlando muchas gracias por tu comentario. Es precisamente lo que hemos intentado transmitir, luego por supuesto del debate se aprende. Un abrazo

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Suscripciones CIAT

Navega en el sitio sin restricciones. Consulta y descarga los contenidos.

Suscríbete a nuestros boletines electrónicos:

  • Blog
  • Oferta Académica
  • Informativo
  • Publicaciones
  • Alerta de Noticias

Activar suscripción

Miembros CIAT

Representantes, Corresponsales y Personas autorizadas (AT)